Cocina: ideas para una mejor distribución

 

Aunque las dimensiones y la forma de la planta condicionarán la distribución de tu cocina, planifícala con detenimiento para que sea cómoda para trabajar y para comer.

Cocina en un solo frente

Una distribución en línea es práctica en plantas estrechas y alargadas. Para que sea cómoda, necesitas 3 m lineales. Ante todo, debes ordenar las zonas: cocción, superficie de preparación, fregadero y escurridor es la planificación más funcional. Entre la zona de agua y los fuegos se debe dejar un espacio mínimo entre ellos de al menos 60 cm. Si dispones de suficiente espacio de almacenaje, prescinde de módulos altos para no saturar el espacio.

Al ser la cocina un centro neurálgico de la casa, los espacios de office van ganando adeptos. Si tienes 4 m2, podrás colocar una mesa exenta para 4 comensales. En espacios pequeños, hay mesas abatibles o módulos de cocina que esconden tableros, idóneos para una comida informal. Para disfrutar de una zona de comidas, lo ideal es que la cocina cuente al menos con unos 12 m2.

 

Cocina abierta al Salón

Comunicar salón y cocina permite ganar metros y luz y, a la vez, lograr un ambiente más diáfano.

El secreto de unir dos espacios con funciones diferentes está en delimitar sin que las áreas dejen de estar vinculadas. Un mueble con armarios que separe y a la vez abastezca el salón por un lado y la cocina por el otro puede ser el punto de partida. Si además lo eliges de la misma madera que luego utilices en elementos del salón, será un acierto.

También puedes recurrir a los muebles bajos, o bien utilizar varios pavimentos, tener otra altura de techo o pintar en otro color. Los tabiques de cristal permiten el paso de la luz y de las miradas sin abigarrar el espacio. Un consejo al margen: elegir bien la campana es muy importante, pues debe ser potente y poco ruidoso (menos de 60 db) para que el ambiente en el office sea agradable.

 

Cocina con una isla en el centro

Si tu cocina cuenta con un espacio muy amplio, instalar una isla es lo ideal. Son super comodas ya que tendremos acceso a material de trabajo desde cualquier angulo de la cocina. Algunas incorporan un lavabo. Tambien puedes poner una banqueta alta para desayunar, almorzar o cenar ubicado en ella.

Funcionan como elemento de decoración ya que hay de todos los tamaños, colores y formas. Si buscas calidez las de madera son la mejor opcion pero si quieres dar un aire moderno, o profesional imitando un restaurant u hotel las de acero se veran mejor.

Para guardar o almacenar cosas debes buscar las que tienen cajoneras en la parte inferior, lo cual las hace muy comodas, ganando espacio. Calcula entre 80 cm y 1 metro el espacio que debera quedar libre entre la isla y los muebles para facilitar el transito en la cocina.

 

Cocina con una península

Las penínsulas son un recurso idóneo tanto para diferenciar zonas (entre office y cocina, por ejemplo), como para ganar una superficie extra de trabajo.

Al crear una península, la zona de trabajo queda integrada en una “U”. Calcula al menos 120 cm en el centro y ubica el fregadero bajo la ventana.

Para facilitar las tareas, dispón la zona de cocción, la de aguas y de almacenaje de modo que el recorrido entre ellas forme un triángulo. Esta regla sirve para planificar su distribución y seguir una secuencia lógica de trabajo entre la nevera, los fuegos y el fregadero.

Asimismo, puedes adosar el office si lo apoyas en la península y bajo ésta puedes colocar módulos o esconder parte de la mesa y sacarla según los comensales.

 

No comments yet... Be the first to leave a reply!

Leave a Reply

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.

*