Cómo remodelar su cocina

Refacciones en el hogar: la cocina

9 pasos para la remodelación de la cocina, de las ideas iniciales de diseño a la revisión final.

Usted ha decidido remodelar su cocina. ¿Y ahora qué? Sin saber por dónde empezar, muchos propietarios de viviendas se dividen en dos tipos. Algunos comienzan mirando electrodomésticos. Otros comienzan recogiendo inspiradoras fotos de cocinas. Algunos deciden que necesitan más espacio. Otros simplemente quieren actualizar su cocina actual.

 

Los propietarios de viviendas pueden encontrarse en esta etapa de exploración por un año o más antes de que comiencen las entrevistas con los diseñadores de cocinas o contratistas generales.

Una vez que han reflexionado lo suficiente y ya están listos para dar luz verde a un proyecto de remodelación de la cocina, entonces, ¿qué? Vamos a empezar con los primeros 9 pasos y vamos a entrar en los detalles esenciales en virtud de los pasos específicos a medida que avanzamos a través de esta pequeña guia de ayuda.

Paso 1: Piense en lo que necesita

Este paso es todo acerca de cómo usted utiliza su cocina, y encontrar el diseño y las características que se ajusten el estilo de vida de su hogar. Obtener ideas de todos los recursos posibles, incluyendo blogs, salas de exposiciones de cocina, libros y revistas.

Piense acerca de sus prioridades: cuántas personas utilizan la cocina y se reúnen allí, y cómo van a necesitar moverse en ella. ¿Necesita mayor espacio? O puede usted trabajar con su espacio existente en su actual cocina?

Si es que usted no las tiene ya, debe  empezar a guardar fotos de cocinas con las características que se adapten a su estilo. Su colección se puede organizar en un hermoso álbum de recortes o puede ser una carpeta llena de imágenes bien organizadas.  Realmente es preferible este último, porque es mejor la buena organización para el momento que debamos dar una mirada a nuestros archivos.

Paso 2: La investigación y el plan

Listo para la luz verde a proyectar y poder dar el gran paso?  El mejor lugar para comenzar es mediante la formulación de lo que comúnmente se conoce como ámbito de trabajo y el cálculo de su presupuesto preliminar.

Ambos dos pueden estar sujetos a cambios, por lo que no debe sentir como si tuviera sólo una vez en esta oportunidad. Presupuesto y alcance están entrelazados y a menudo cambia muchas veces durante el proceso de diseño y debemos ser capaces de conciliar lo que se quiere y lo que puede permitirse.  Como dueño de casa, usted no debe esperar entrar en esto sabiendo lo que todo debe costar.  Recuerde que este es un proceso educativo.

Paso 3: Encuentra a los profesionales adecuados que necesitará

Incluso si usted es un habilidoso y cree poder diseñar sus propios gabinetes de cocina y hacer los trabajos de electricidad y fontanería, va a tener que trabajar con un profesional en algún momento.  También podrá encontrar apoyo en su vendedor para ayudarle en la selección y clasificación de sus electrodomésticos o muebles, pero es algo a planear en ambos sentidos.

Algunas personas comienzan visitando supermercados o salas de exhibición de cocinas donde se puede ver todo en un solo lugar. Muchos propietarios obtienen referencias de amigos o compañeros de trabajo para luego decidirse por la contratación de un arquitecto o diseñador.

En algunos países se puede trabajar por su cuenta con un constructor o contratista.  Pros: están disponibles para ayudarle con todo, desde los contratos y permisos para la planificación del espacio, los presupuestos, la elección de acabados y accesorios, ir de compras, pedidos de productos, ayudando a configurar una cocina temporal, y gestionar su proyecto de principio a fin.

 

Paso 4: Diseño esquemático

Esta fase incluye bocetos, la planificación del espacio, preliminares planos de planta y alzados que muestran la distribución de los objetos en el espacio planificado.  Seguramente el arquitecto o diseñador tratara de centrarse  más en el diseño y planificación del espacio, mientras que usted como propietario caerá en  la tentación de hablar de como se vera la cocina al finalizar.  Pero me parece que quedar atrapados en el aspecto demasiado pronto puede distraer la atención de la fase de planificación del espacio.

Además, se necesita un plan con el fin de averiguar un tema central como son los materiales dónde y cuántos metros cuadrados se necesitan, y obviamente conocer los costos de la obra. Lo ideal es comenzar el proceso de la entrevista con el contratista temprano y darle un paquete de dibujos preliminares y poder ver el alcance que puede llegar a tener el trabajo para que podamos conseguir algunos números estimados de construcción.

Paso 5: Fixture y especificación del acabado

A lo largo del proceso, y probablemente mucho antes, usted ha estado guardando fotos de cocinas que le gustan. Usted ha encontrado su estilo, ya sea tradicional, clásico o moderno con un toque personal en el medio. Usted probablemente ya sabe si quiere una cocina blanca, un cocina de madera natural o busca algo mas colorido.

Ahora lo que necesita para hacer su selección final de acabados y accesorios. Esto incluye generalmente:

•  Tipos de armario y/o  alacenas ( acabado y color)
•  Material de la mesada principal
•  Heladeras y frezzers
•  Fregadero y grifos
•  Tipo de iluminación
•  El piso (material, color y disposición)
• Tipo de pared (azulejos, pintura, otro material)
•  Herrajes decorativos

Paso 6: Trabajar con los documentos desarrollados del diseño y de la construcción

En esta etapa hemos finalizado con el diseño y es hora de trabajar sobre los planos finales de planta y dar lugar a los detalles, dibujos acerca de elementos mecánicos y eléctricos, los planes de conmutación de iluminación y elevaciones exteriores.

Aquí es donde su conjunto de diseños o planos de construcción (CD, Construction Drawings) tienen el permiso para entrar en juego.  Es importante tener a mano las terminaciones finales en este momento, ya que esto es lo que va a considerar el contratista en el precio de la obra.

Dependiendo del país, estado, ciudad o pueblo donde usted vive,  los planos deben ser aprobados, luego estos tienen un plazo de ejecución. Usted necesitará un arquitecto, diseñador o contratista autorizado inscripto para ultimar los trámites y recoger sus permisos, así que prepárese para contratar a alguien en el siguiente paso.

 

Paso 7: Obtenga presupuestos de contratistas

Si aún no dispone de un contratista autorizado en su proyecto, el siguiente paso es encontrar uno para llevar el proyecto adelante.  Es recomendable obtener al menos 3 contratistas que seguramente tendrán diferentes estimaciones.  Nunca viene mal realizar  paseos virtuales preliminares con los contratistas una vez que los diseños esquemáticos sean los elegidos para que podamos obtener algunas estimaciones aproximadas y averiguar si estamos en el camino correcto o hay que retroceder un poco para ajustarse al presupuesto.

Paso 8: ¡Prepárese para la demostración!

El gran día está sobre nosotros, seguramente de 4-8 semanas después que usted obtuvo los permisos. Es tiempo de limpiar los armarios y/o alacenas y proceder a guardar todos los elementos  que no son de uso diario, lo ideal es en cajas de madera o cartón – si usted está viviendo en la casa durante la construcción – debe tener en cuenta la creación de una cocina temporal !

Discuta la logística antes de tiempo con su contratista. Formúlese a usted mismo estas simples preguntas:  ¿Va a reunirse con el una vez a la semana para las actualizaciones? ¿Es necesario que usted tenga que estar fuera de la casa para ciertas tareas ? ¿Qué pasa con la remoción de escombros y el polvo? ¿Hay algún problema de alergia en la familia? ¿Como es un día típico de trabajo para el grupo ?,conseguir todo esto sobre la mesa de antemano puede calmar nuestras expectativas y sobrellevar la remodelación sin sobresaltos.

 

Paso 9: Sobrevivir a la temible lista de verificación

Una vez que la construcción o remodelación ha terminado, bueno … casi terminado … siempre hay esta pequeña lista molesta de elementos que faltan, equivocados, o simplemente olvidados.  Una placa del interruptor de la luz que falta, una línea de masilla que se encogió y se apartó de la pared, retoques de pintura – pequeñas cosas como esta, y las cosas a veces más grandes como la campana extractora que no funciona, o hay un gran arañazo en el piso recién barnizado.

Es inevitable que el contratista puede tener que hacer varias visitas a la casa para terminar de corregir estos pormenores;  prepararse para más de una visita. La mejor manera de abordar esto es con una actitud “Zen”.  Las cosas suceden, pequeñas cosas se pierden.  Es algo así como hacer una lista del supermercado y al volver a casa nos damos cuenta que olvidamos comprar algún ingrediente clave, en fin todos lo hacemos.

No comments yet... Be the first to leave a reply!

Leave a Reply

This blog is kept spam free by WP-SpamFree.

*